Mascarillas para el acné

Las mascarillas para el acné más efectivas

Estás aquí » Mascarillas para la cara » Mascarillas para el acné

Mascarillas para acné

Si te estás preguntando si puedes tener resultados usando mascarillas para el acné casera, tengo buenas noticias para ti porque la respuesta es sí!

En esta página encontrarás recetas y mucha información útil para eliminar este problema, y dependiendo de la gravedad, podrás solucionar o aliviar sus síntomas usando remedios naturales antiacné.

Ahora, puedes seguir leyendo e informarte o ir directamente al apartado de recetas.

mascarillas para el acne caseras

Verdades sobre el acné común

Pero no nos engañemos, quienes sufren de este problema, saben que es más que unos pocos granos ocasionales. El impacto emocional que genera el sufrirlo va más allá de solo los problemas en nuestra piel. Aún cuando esta condición en la piel es de las más comunes en el planeta, el acné puede hacernos sentir aislados de nuestro entorno, puede hacernos sentir poco atractivos y bastante deprimidos.

Pero hay buenas noticias dentro de este problema ya que puede ser tratado incluso de manera casera dependiendo de la gravedad y severidad de esta condición en la piel.

Limpia tu cara con mascarillas naturales para acné

mascarilla casera para el acneAntes de analizar algunos remedios caseros contra el acné, debemos conocer que este comienza cuando se obstruye un poro. Debido a que las células de nuestra piel se encuentran en un estado constante de renovación. Como consecuencia a que las células viejas mueren, estas serán desprendidas en la superficie de la piel.

Debemos tener en mente que si nuestra cara es propensa a sufrir granos, se debe a que estas células muertas se mezclan con el sebo producido por nuestra piel. Las células en lugar de mudar, como decía antes, se acumulan juntas a la queratina obstruyendo los poros, haciendo que la grasa de la piel se acumule y las bacterias se mantengan obstruidas creando comedones y papúlas.

Por estas razones tenemos que aplicarnos unos tratamientos específicos para el rostro con acné y así mantener la epidermis lo más limpia y exfoliada posible.

Información médica útil

Haz click en los temas que más te interesen para leer el contenido.

¿Por qué aparece y cómo curarlo?

El acné común o del latín acné vulgaris es una enfermedad de la piel donde aparecen lesiones especialmente en la cara, pero también es frecuente en los hombros o en la espalda. Es la consecuencia de una foliculitis o sea de una infección los folículos pilosos también llamados poros que como hemos visto se ven obstruidos por el sebo que naturalmente las glándulas sebáceas producen para mantener la epidermis elástica y hidratada.

Generalmente es un problema que suele analizarse como algo común y es generalmente tratable rápidamente cuando es leve o moderado. Mientras si es grave como el caso de acné quístico se necesita un tratamiento durante varias semanas o meses para limpiar bien nuestra piel y reducir la inflamación. El acné severo necesitará ser tratados temprano para prevenir las cicatrices y siempre con la ayuda de un dermatólogo.

Debes saber es la causa común de puntos negros y espinillas u otras inflamaciones en la piel. Mientras que la mayoría de las personas que lo sufren tienen entre 12 y 25 años, hay algunas personas mayores que se ven afectados por este problema.

Independientemente de la edad esta infección o foliculitis va a coexistir con un aumento de la producción de grasa (de seborrea) y de las infecciones provocadas tantos de hongos como de bacterias que tenemos en la piel, así que te interesan todos los consejos para quitar la grasa del rostro que encontrarás en mis recetas.

¿Por qué sale el acné juvenil?

Es fundamentalmente un problema de la adolescencia, el 80% del acné juvenil aparece en estas edades de la vida, entre los 12 y los 18 años. Se produce porque esta producción de grasa se ve alterada por los trastornos hormonales y los cambios hormonales que ocurren durante la pubertad.

Mientras que los hombres son los más afectados en comparación con las mujeres debido a hormona masculina (testosterona), en ambos sexos, generalmente afecta la zona de la cara, pero también en la parte superior del tronco.

La severidad puede variar y otra de las estadísticas sobre este problema, es que 9 de 10 adolescentes desarrollan algún grado ya sea desde leve a severo. A menudo es leve. Sin embargo, se estima que cerca de 3 dentro de 10 adolescentes tienen suficiente como para necesitar algún tipo de tratamiento.

Sin un tratamiento de cualquier tipo, incluyendo los caseros, esta enfermedad puede durar mucho tiempo y dejar cicatrices permanentes.

¿Cuando se manifiesta en adultos?

Mientras que el problema suele ser relacionado al constante cambio hormonal que se produce en la adolescencia, este puede aparecer en cualquier edad y que puede afectar a muchas personas, incluso en etapas adultas.

Otras de las causas suele ser el estrés, uno de los mayores problemas que afecta a una sociedad sobreexplotada. Sumado a una mala calidad de vida que puede generar estrés, también hay factores como una mala alimentación o una mala limpieza de la piel que influyen negativamente.

Acciones como el apretar nuestro rostro o mejor dicho los granos o espinillas relacionados, empeoran la calidad de la textura de la piel, debido a que este acto suele infectar la piel, pero hay remedios caseros que pueden ayudarnos a reducir este problema en la piel.

Principales causas

Si contamos con una vida frenética que nos deja cansados, ansiosos y estresados, es común que se note que junto a estos conceptos puede aparecer uno que otro granito en nuestro rostro. Los médicos señalan que es común sufrir de pequeños brotes de granos debido a que se sufre de estrés, si somos más específicos los médicos lo relacionan con el estrés emocional, el cual puede empeorar este desorden en nuestra piel.

Durante mucho tiempo, los doctores han investigado y sospechado que el estrés empeora los síntomas. Solo fue en la última década que esto pudo ser comprobado. La hipótesis que acompañó a las investigaciones, fueron que el aumento de la enfermedad puede ser debido a que los niveles más altos de sebo se producen durante momentos estresantes tanto de manera emocional como físicos. Sin embargo, lograron encontrar que es el estrés psicológico el más peligroso para esta condición.

Tipos de acné

Existen muchos tipos de acné aquí veremos los más frecuentes. El que está determinado por la manipulación de productos industriales que se llama acné ocupacional que puede aparecer más bien en adultos y mayores. Luego existe acné iatrogénico inducido por fármacos habitualmente por corticoides u otras sustancias tomadas por vía oral como anticonceptivos y anabolizantes. También existe el acné cosmético debido al uso de maquillajes que afecta a cualquier edad sobretodo al sexo femenino.

Cómo verás hay muchos tipos diferentes y si quieres documentarte más podrás verlo mejor en la wikipedia.

Cierto es que hay gente que le salen los granitos con los puntos negros a otros con los puntos blancos y otras personas que tienen lesiones muchos más graves, esto depende básicamente del grado y del tipo.

Buenos hábitos y remedios naturales para prevenir el acné

Mantener una vida menos estresante, con una alimentación equilibrada y hacer una limpieza de cutis con constancia es un paso simple para eliminar este problema, hay diversas maneras para mantener nuestra epidermis limpia y controlar esta enfermedad.

¿Qué hacer o evitar?

Esta enfermedad aparece con unos eritemas, unos nódulos rojos o unos quistes y por esto hay que tener cuidado: no hay que rascarse, no hay que explotar esos puntos que nos van apareciendo en la piel porque la mayor consecuencia que podemos tener al a rascarnos y tocarnos con los dedos es ayudar a que aparezcan más infecciones graves de la piel y a la larga cicatrices que pueden ser irreversibles.

El problema empeora en invierno y mejora en verano fundamentalmente por la exposición al sol. La dieta tiene una repercusión nula o escasa por lo tanto ojo a todos estos vídeos con remedios naturales contra el acné, como zumos de fruta o un tipo alimentación especial, ya que no está demostrado científicamente que mejoren este problema. Es cierto que en un grupo muy selectivo de personas, algunos alimentos pueden empeorarlo, como el caso en alimentos ricos en glucosa, pero es un grupo tan reducido que no se puede establecer una norma general y básica.

Cuando acudir al médico

El diagnostico lo va a determinar vuestro médico especialista en dermatología viendo las lesiones que tenéis, independientemente de la gravedad del problema, te recomiendo que SIEMPRE te visite un médico dermatólogo. En algunas personas el médico pedirá pruebas hormonales, sí le comentáis que tenéis trastornos con la menstruación (acné premenstrual) o con otro tipo de alteración hormonal como caída del cabello aumento del mismo.

Te pedirá un perfil hormonal para determinar si además hay algún otro transtorno que se puede corregir con un tratamiento por vía oral.

El tratamiento va a ir encaminado a tratar la enfermedad según su gravedad. Hay diferentes grados: desde leve a moderado, severo o muy grave y luego un tratamiento físico para las secuelas o sea las cicatrices de acné residuales.

Tratamientos tópicos con mascarillas y jabones

El aspecto básico de tratamiento es el uso de los jabones y mascarillas. Para aprovechar los beneficios de los tratamientos naturales hay una multitud de productos dónde aplicando uno u otros vas a mejorar. Se sabe científicamente que un mayor lavado de las lesiones es decir lavarnos las caras 4/5 veces al día no va a mejorar la situación, incluso puede empeorarla y resecar la piel.

Cierto que puede mejorar el aspecto graso en ciertas personas que tengan mucha grasa en la cara. Al final lo que hay que utilizar es una buena mascarilla o un buen jabón exfoliante sólo las veces que se recomienden y no exceder.

Hay que prestar atención o evitar los jabones con corticoides o los que tienen productos abrasivos o los jabones con antibióticos ya que estos no han demostrado mejorar científicamente las lesiones causadas.

Las pautas de tratamiento son básicamente dos:

  1. Los tratamientos tópicos es decir los que aplicamos por fuera como los emplastos de mascarillas, las pomadas, las cremas, los jabones.
  2. Y el tratamiento sistémico es decir tomamos por vía oral para que tengan efecto en todo nuestro organismo como los corticoides y los antibióticos.

Los tratamientos tópicos los vamos a utilizar en aquellos casos del acné sea leve o moderado. En los casos graves o muy graves además emplearemos terapias sistémicas, por último la cirugía para el caso de las secuelas muy graves.

Hay diferentes tipos y tratamientos cosméticos para estas cicatrices que quedan residuales y lo que sí quiero puntualizar es que hay que ser perseverantes para que el tratamiento surta efecto y debe mantenerse como mínimo entre 4 y 8 semanas. Pero algunas personas necesitan tratamientos prolongados incluso de 3 meses.

¡¡No te rindas!!

Perseverar, seguir con el tratamiento y no lo abandones porque verás como llegarán los resultados después de este tiempo. Por lo tanto puedes estar tranquila es una enfermedad temporal que tiene solución!

Persevera y deja pasar los comentarios de aquellos que dicen ser tus amigos, que sus comentarios te entren por un oído y salgan por el otro ya que esta es una enfermedad habitual en la adolescencia y que normalmente tiene un final feliz.

mascarillas naturales para el acne

Mascarillas para eliminar el acné rapidamente

Si tu caso es de leve a moderado hay muchas mascarillas efectivas y rápidas, generalmente se componen de ingredientes que contienen sustancias capaces de exfoliar la piel, limpiar el sebo y a la vez de calmar y incluso absorber la infección. Estas son las dos propiedades principales que deberías buscar en cualquier tipo de mascarilla que uses para combatir el acné.

Dependiendo de tu caso también podrás usar mezclas con ingredientes más ácidos (y por esta razón más agresivos) siempre cuando tu cutis no sea demasiado sensible o tu grado sea leve. Cuando use un nuevo tipo de mascarilla o tratamiento te recomiendo que hagas siempre una prueba en una zona de la piel menos sensible y lo consulte con tu médico si tienes dudas. Tampoco hay que asustarse, lo peor que puede pasar es que la piel se irrite, pero está claro que es mejor evitarlo.

¿Cómo hacer una mascarilla para acné?

Primero debería leer la información que con mucho cariño y dedicación te facilito en esta página, para conocer todo lo que necesitas saber sobre este tema.

Segundo escoge la que más se adapta a tu condición de piel y grado. Luego es cuestión de elegir la receta de mascarilla que mejor te convenga en función los ingredientes empleados, facilidad que tengas en encontrarlos y por último según la facilidad y rapidez de elaboración.

Como todas las mascarillas deberás seguir las instrucciones de preparación y respetar los tiempos y frecuencia de aplicación para aprovechar al máximo de los beneficios que los ingredientes te favorecen.

como hacer mascarillas para acne

¿Cúal es la mejor mascarilla natural para el acné?

Muchas personas me preguntan que mascarillas son buenas, una de las mejores sin duda es la mascarilla de aloe vera (o sábila) gracias sus múltiples propiedades beneficiosas.

El aloe vera es muy buena para efectuar una limpieza facial y es recomendado debido a que es un producto natural y no cuenta con ningún efecto secundario, además esta planta es ideal para tratar los problemas relacionados de forma rápida.

Hay que considerar que gracias a la propiedades calmantes y antiinflamatorias con las que cuenta la planta del aloe vera, esta es ideal para tratar a corto plazo, de hecho, quienes sufren de granos repentinos por diversas causas como una inestabilidad emocional, este desaparece en cosa de horas cuando se utiliza el aloe vera.

Solo debemos cortar una hoja de aloe vera para sacar de su interior el gel, es este jugo y gel que se aplicara sobre las zonas que se ven afectadas con un masaje sencillo.

Este gel el que nos permitirá generar una limpieza facial de manera óptima, la cual puede ser aplicada todos los días, mi recomendación es que se aplique día por medio, o solo cuando veamos un pequeño grano, para dejar que nuestra piel respire.